Taller Eb

Un proceso de co-creación: En la escuela Basseroles imaginan cómo se puede mejorar el pueblo

Un pueblo donde los más pequeños y los más grandes se encuentren a gusto, es un pueblo con calidad de vida, donde todo el mundo puede vivir bien. Los niños son la mejor garantía de las necesidades de todos los ciudadanos. Un pueblo adecuado a los niños es un pueblo a para todos, tal y como escribe Francesco Tonucci, pedagogo italiano, en “La ciudad de los niños”. Por otro lado, que los niños y niñas participen en la mejora de pueblos y ciudades favorece su
autoestima, y su autonomía.

A los niños y niñas se les debe preguntar y saber escuchar. Una forma de hacerlo bien, es el proceso llamado de creación compartida, donde se refuerza la intuición, la observación, la generación de ideas emocionalmente significativas. En el proceso, los niños y niñas ganan empatía hacia su entorno, buscan y seleccionan soluciones creativas en grupo, las ensayan y, finalmente, reflexionan sobre el proceso de creación compartida que han vivido. La manera de
trabajar parte del principio de aprender haciendo, por tanto fomenta la experimentación.

De acuerdo con el claustro de la Escuela Basseroles, y con la participación activa de maestros, el viernes 15 de abril organizamos, dos talleres de creación, un taller con ciclo medio y otro con ciclo superior de primaria. Ambos talleres estructurados en cinco etapas (Siente, Imagina, Actúa, Evolúa y Comparte), desde la identificación de un reto hasta la generación de ideas para imaginar soluciones, el paso a la acción y la comunicación.

¡Siente! (primera etapa)

Animamos a los estudiantes a pensar en acciones, situaciones y comportamientos que observaban en el pueblo y que los afectaban, los preocupaban o los disgustaban. El proceso era sencillo: pensaban algo, lo escribían, lo decían en voz alta y lo pegaban en la pizarra.

Una vez ya teníamos información, pedimos a los estudiantes que salieran a la pizarra a ordenar los post-its, acercando las observaciones que, en su opinión, tenían más relación. Después, conversamos sobre cómo se podía expresar de manera sintética el que cada una de esas agrupaciones contenía. Entonces identificaron lo siguiente:

Niños y niñas de ciclo medio (3ro-4to primaria):

  • En la calle no hay seguridad para que los coches van rápido y no respetan las señales
    de tráfico
  • El espacio de juego para los niños y niñas no es suficiente, ni seguro
  • Muchos abuelos no vigilan cuando pasean por la calle
  • Los dueños no se responsabilizan de sus perros, no recogen la caca y los llevan sueltos
  • En el pueblo faltan servicios
  • Muchos humanos maltratan la naturaleza porque ensucian los bosques
  • Las calles están sucios
  • Nos morimos de calor en verano

Niños y niñas de ciclo superior (5to-6to primaria):

  • Queremos ir en patinete pero los coches no respetan las señales
  • En el pueblo hay pocas actividades lúdicas, artísticas y deportivas para nosotros
  • En el pueblo se cuida poco la fauna y la flora
  • En el pueblo no se respeta a todo el mundo
  • En este pueblo faltan tiendas y servicios

A continuación pedimos a los niños y niñas que votaran las tres cuestiones que más les importaban.

En una primera votación, los alumnos de ciclo superior seleccionaron que querían trabajar sobre el problema que los coches no respetan las señales; pero en una segunda votación todo decidieron que el reto al que querían buscar soluciones era la falta de actividades de ocio en el pueblo.

En la votación del ciclo medio salieron seleccionados dos retos: tener más cuidado de la naturaleza y que los dueños se responsabilicen más de sus perros.

¡Imagina! (segunda etapa)

Ahora tocaba imaginar que podían hacer para cubrir la falta de actividades artísticas y deportivas en el pueblo, o para mejorar el cuidado de la naturaleza en el pueblo y conseguir que los dueños de perros se hicieran cargo de ellos.

Como la mejor manera de encontrar buenas ideas es generando muchas entre todos, hicimos una lluvia de ideas. Sobre una hoja grande de papel empezamos a anotar las ideas que se les ocurrían. Nosotros animábamos a dar ideas atrevidas, fantasiosas, sin juzgar ninguna propuesta y construyendo sobre ideas de los demás.

Salieron muchas ideas, algunas muy buenas. Por ejemplo en ciclo superior querían hacer un CAU o un club de actividades para jóvenes, dirigidas por ellos y ellas. “Pondremos la sede en el espacio a los lados del campo de fútbol, donde podríamos hacer una acampada este verano”; “Organizaremos actividades de aventura en la Muntanyeta, así también vigilamos que todo el mundo tenga cuidado del bosque”; “Haremos un espacio para perros, así se puede controlar donde hacen las cacas”; “Hacemos el día sin coches y montamos un circuito en bici y patinete, durante la fiesta mayor, ah! y pediremos que los vecinos nos tiren agua cuando haga mucho calor”.

A ciclo media optaron por desarrollar una campaña de sensibilización: “haremos carteles informativos que nos sirvan como disfraces”, “haremos de vigilantes de la naturaleza”, “pondremos multas”, “haremos una representación teatral sobre la problemática de los perros en el pueblo, haciendo de dueños y de perros”.

¡Actúa! (hacer un prototipo “primer ejemplar” de una idea)

El lunes 18 de abril organizamos grupos para cada una de las actividades que habían propuesto como solución. Se divirtieron haciendo juntos un primer prototipo o ejemplo visual de sus ideas. Construirlos les ayudó definir mejor lo que querían hacer y los ayudaría a explicar mejor sus deseos. La intención no era hacer obras de arte, sino ayudar a visualizar sus propuestas.

Al final del día, los alumnos de ciclo medio hicieron la representación teatral y ambos grupos mostraron los prototipos de cómo querían que cambiara el pueblo. Actualmente, todos los prototipos están expuestos en la escuela.

Las siguientes etapas

Para que esta actividad educativa sea significativa, los niños y niñas que han participado del proyecto deberían poder llevar a cabo alguna de sus ideas para la mejora del pueblo y así ver que pueden producir cambios significativos en él y enriquecer su entorno. Los aprendizajes más valiosos comienzan con acciones reales de cambio.

Así justo antes de iniciar las vacaciones de verano el alcalde de Sant Miquel de Balenyà visitó la Escuela Basseroles para escuchar a los niños y niñas de ciclo medio y superior. Los niños explicaron con todo detalle las actividades realizadas, los temas y problemas surgidos, las posibles soluciones encontradas y cuáles eran sus necesidades para mejorar el pueblo.

En ciclo superior llegaron al acuerdo de recoger firmas para pedir a instituciones superiores a través del ayuntamiento de Sant Miquel de Balenyà para poder construir un espacio lúdico (skate parque, zona de bicitrial) y se hará una zona de recreo encima del campo de fútbol. También salió la idea de ponerse en contacto con la entidad de los ciclistas del pueblo para organizar una carrera infantil de bicicletas. También salió la idea de hacer un curso para formar monitores y en un futuro organizar un club de jóvenes.

En ciclo medio de primaria, como que salió el tema de limpieza del pueblo, mostraron al alcalde las tres actividades que hicieron (carteles, disfraces y teatro) decidieron hacer una exposición en el ayuntamiento con la muestra de los trabajos realizados con la proyección del vídeo de la obra de teatro.

Los beneficios que conlleva la participación de niños y niñas en actividades educativas como ésta son muchos. Desde el punto de vista individual, un beneficio directo es que ayuda al desarrollo personal y mejora la autoestima, a la vez que se estimula el espíritu crítico, el conocimiento y, en definitiva, la posibilidad de reivindicar sus propios derechos. También facilita la comunicación y ejercita las habilidades de expresión de sentimientos y de ideas a partir del diálogo y la relación con los demás. Pero la lista también es larga cuando se trata de los beneficios colectivos: favorece el buen clima en un grupo, la gestión de los conflictos, la empatía y, en un plano más concreto, incluso puede generar ilusión en el centro escolar. Hay que añadir también que la participación facilita una visión positiva de la infancia, ya que la hace visible y le da voz y presencia en la sociedad.

Esta actividad ha sido promovida por la fundación Ersilia (www.ersilia.org) con el objetivo de ensayar métodos educativos innovadores. Participaron por parte de la fundación Ersilia  Marite Guevara, Sheila Ruiz y Judith Requena. Debemos agradecer también la participación desinteresada de Marga Querol.
La actividad contó con el apoyo y la supervisión de Andrés, Zoel, Mónica y Francisco maestros de la escuela Basseroles, y la participación entusiasta de 55 niños y niñas de la escuela.

taller_esc_basseroles

This Post Has 8 Comments

  1. BillyBrisy

    wh0cd256376 celebrex

  2. Stewartjes

    wh0cd126296 celebrex

  3. BrettDow

    wh0cd429816 colchicine

  4. Pingback: sildenafil citrate

  5. Pingback: sildenafil 100mg coupon

  6. Pingback: sildenafil 100mg

  7. Pingback: levitra

  8. Pingback: chloromycetin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.